Dentro de los plazos previstos, terminamos con los trabajos de fundaciones especiales y hormigonado de la ampliación de la cancha de Belgrano, ya se colocaron todos los pilotes, que serán la base de la estructura de la nueva tribuna. La última etapa que se está concretando es la colocación de las estructuras premoldeadas de hormigón de las gradas, que está a cargo de la constructora Astori Estructuras.

La remodelación del estadio:

La obra de refuncionalización del estadio y la construcción de una doble tribuna sobre el costado este, aledaño a la calle Hualfin, ampliará su capacidad en 13.485 lugares; llevando la capacidad del estadio Julio César Villagra a más de 33.000 espectadores.

Nos llena de orgullo sumar otra obra tan importante que, junto a la Villa Olímpica Buenos Aires 2018, formará parte de nuestras más emblemáticas experiencias vinculadas al deporte.

Los micro pilotes son elementos de cimentaciones profundas, de sección circular y pequeño diámetro, de hasta 250 mm., con una alta capacidad portante a compresión, que transfieren las cargas al terreno en profundidad. También pueden ser diseñados para soportar esfuerzos de flexión y cortante, e incluso de tracción.

Son perforados en el terreno, armados con una tubería de acero de alta resistencia, perfiles o barras, e inyectados con lechada o mortero de cemento, para recubrir la armadura y lograr una óptima adhesión al terreno.

La inyección del micro pilote se realiza siempre por circulación inversa, bombeándose desde la central de fabricación de lechada y mediante el empleo de mezcladoras de alta turbulencia, de manera que la inyección se realiza por el interior de la armadura hasta el fondo del taladro, ascendiendo por el espacio anular existente entre la armadura y el varillaje de perforación, desplazando al exterior el posible detritus de perforación. Las capacidades mecánicas varían dependiendo tanto de las dimensiones del micropilote, de la armadura empleada, así como del perfil geotécnico del terreno.

Se trata de una técnica de gran versatilidad, muy especialmente en espacios reducidos y restricciones de altura, en cimentaciones profundas no aptas para otras técnicas debido a la heterogeneidad del terreno, en aquellos casos en los que no puedan utilizarse maquinaria pesada, o cuando se necesiten minimizar los efectos negativos sobre las estructuras existentes.